El auditorio de Casa Decor acoge la mesa redonda entre diseñadores.


El miércoles 14 de junio tuvimos la oportunidad de asistir al “Encuentro entre diseñadores” de Casa Decor. Una mesa redonda organizada por Mobliberica entre la arquitecta Izaskun Chinchilla y los diseñadores Santiago Sevillano y Álex Selma de Yonoh Studio que estuvo moderada por Isabel Flores. Una conversación fluida y amena entre tres grandes profesionales que compartieron con nosotros sus distintas visiones sobre el diseño.

El lugar de este evento fue el exclusivo Auditorio “Fortuny” planteado por Izaskun Chinchilla Architects. Aprovechando su presencia, la arquitecta nos contó cómo fue todo el proceso de ejecución además de su colaboración con Mobliberica, la cual cedió las sillas LAP diseñadas por Santiago Sevillano para la Colección Dressy.

Los asistentes, inmersos de lleno en el momento fueron cómplices de una conversación en la que se habló sobre el diseño español en el extranjero y los retos de las empresas españolas en este futuro que viene, entre otras cosas. Además, los ponentes nos contaron cual es la importancia de sus experiencias personales en sus diseños. Para Álex, sus viajes y el conocimiento de otras culturas le ayudan a plasmar en su libreta, de la cual no se separa, sus diseños. Santiago, sin embargo tiene al sector cinematográfico y de la literatura como una fuente muy importante de inspiración. Por último, Izaskun afirmó que a veces se siente más cercana a los diseñadores que a sus compañeros de profesión a la hora de inspirarse. Profundiza en la historia, la cultura, el paisaje, las expresiones visuales… para proyectar diseños en los que sostenibilidad siempre está presente. Sin cerrarse a nada, más que inspirarse en objetos, Izaskun sostiene que se inspira en relaciones entre las cosas.

Desde Mobliberica queremos dar las gracias enormemente a Izaskun, Álex y Santiago por habernos dado la posibilidad de compartir esta gran experiencia con ellos. A Isabel Flores por ofrecerse a moderar la mesa redonda y a Casa Decor por cedernos el maravilloso Auditorio “Fortuny”.